Así se verá la residencia permanente y el permiso de trabajo