“Lobo disfrazado de sacerdote”: el asesino de reina de belleza a un año de sentencia