Llevaba la palabra de Dios y lo atravesaron con lanzas