Lo que no deberías comer tanto si quieres vivir más, según estudio