Thanksgiving sangriento: buscaban ofertas pero recibieron otra cosa