Policía: confiesa secuestro y “tortura sexual” de estudiantes