Nueva frontera: perros usarán sensores

Nueva frontera: perros usarán sensores

tlmd_tecnologia_usada_en_la_frontera_metodos_usados_para_detectar_inmigrantes_indocumentados_con_perros_y_la_patrulla_fronteriza

ARIZONA - La tecnología avanza y esto es algo que comienza a notarse en la frontera, cada día más.

Por ejemplo, los perros de la Patrulla Fronteriza muy pronto podrán llevar sensores en su collar capaces de detectar el miedo o el estrés en los animales cuando ven o huelen algo raro.

Estos sensores, a su vez, trasmiten a los agentes las sensaciones que experimenta el perro, lo que puede servir de pista para detectar actividades criminales y pases ilegales por parte de inmigrantes.

[Nota relacionada: Tenosique, un refugio para inmigrantes]

Aunque muchos animales ya cuentan con dispositivos avanzados como GPS, los nuevos sensores reforzarán el papel de los animales como guardianes de la frontera, ya que enviarán a los agentes notificaciones móviles de lo que ocurre a su alrededor y hasta video, en caso de que estén en peligro o se sientan amenazados.  

Según la página web Homeland Security News Wire, la agencia U.S. Customs and Border Protection (CBP) cuenta con miles de agentes equipados con diferentes dispositivos móviles y electrónicos como relojes inteligentes, cámaras, y trajes especializados que incluso vigilan la temperatura de sus cuerpos.

[Nota relacionada: Fotos del tráfico humano en la frontera]

Ahora le ha tocado a los perros, un animal que en el pasado ha cumplido labor en guerras y como integrante de los cuerpos policiales.

Estos collares con sensores son conocidos como “stress-detection sensors” son capaces de disparar la alarma (y de enviarla a los agentes) desde cualquier punto donde se encuentre el animal, midiendo y evaluando su ladrido.

Hasta el momento una de las compañías que ha desarrollado un sistema similar a lo que se espera de este sensor, se llama Bio-Sense y se encuentra en Israel.

[Si estás viendo esta nota en tu celular o tableta, presiona aquí para ver el video de como funcionarían los sensores]

Este es un avance tecnólogico que podría llegar a aplicarse a muchas otras situaciones que no tengan nada que ver con las actividades ilícitas en la frontera.

Por ejemplo, se le puede poner a un perro guardián, para que el dueño de la casa pueda distinguir los ladridos que no son por temor, de los que sí lo son.

Mientras tanto te invitamos a que seas parte de nuestras redes sociales y nos digas, ¿qué te parece este nuevo sistema que podría ser implementado en los perros de la frontera?

También te puede interesar:

Contáctanos