Muere sexta víctima de incendio en asilo

Muere sexta víctima de incendio en asilo

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Muere sexta víctima de incendio en asilo
    Telemundo San Antonio
    El incendio cobró la vida de otras tres personas y dejó al menos 18 heridas.

    SAN ANTONIO – La Oficina del Médico Forense del Condado Bexar identificó a dos ancianos que murieron cuando las llamas devoraron uno de los 11 pisos del asilo en el que vivían y anunciaron que una sexta víctima murió.

    José O. Gonzáles, de 73 años, y Karen Rae Betz, de 74, murieron por inhalación de humo después de que se desatara el incendio en el complejo de apartamentos para personas mayores Wedgwood este domingo alrededor de las 6 a.m.

    Decenas de desaparecidos tras mortal incendio

    Decenas de desaparecidos tras mortal incendio
    Los administradores de Wedgwood, una casa de retiro, dijeron que desconocen la ubicación de más de 50 personas luego de que un incendio en sus instalaciones dejara cinco muertos y hasta 18 heridos.
    (Publicado martes 30 de diciembre de 2014)

    El incendio cobró la vida de otras cuatro personas (la más reciente perdió la vida este martes por la mañana), dejó al menos 18 heridas y causó la evacuación de cientas más.

    Sin embargo, los administradores de la casa de retiro ubicada en 6700 Blanco Road dijeron que aún desconocen el paradero de alrededor de 60 personas.

    El personal de Wedgwood añadió que es posible que los desaparecidos se encuentren con sus familiares o de vacaciones, pero instan a los residentes a llamar al Ayuntamiento de Castle Hills al 210-342-2341 para saber que están bien.

    Al igual, se pide a la comunidad ayudar a las víctimas del incendio con donaciones de cobijas, ropa de invierno y otros artículos de primera necesidad, los cuales pueden ser llevados al Ayuntamiento de Castle Hills.

    Los equipos de emergencia de la comunidad ubicada al norte de San Antonio dijeron en conferencia de prensa que el edificio de 297 unidades, construido en 1962 fue inspeccionado en septiembre, no contaba con violaciones de seguridad y estaba completamente equipado con detectores de humo, alarmas contra incendios y mangueras.

    La causa del siniestro continúa siendo investigada.