Buscan acabar con ciudades santuario en Texas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    HOUSTON – La Legislatura de Texas inició este lunes la discusión de un proyecto de ley que obligaría a todo oficial de seguridad a preguntar por el estatus migratorio de las personas que sean detenidas por una infracción de tránsito.

    El proyecto –conocido como el SB 185- busca que todo agente de policía a nivel estatal, local o de un distrito especial pueda preguntar y verificar el estatus migratorio de toda persona que haya cometido una ofensa criminal.

    Esto, en sentido práctico, busca obligar a las autoridades a verificar el estatus migratorio de los detenidos y a compartirlo con el Servicio de Inmigración y Aduanas.

    Durante la primera audiencia celebrada en Austin, varias voces se expresaron a favor del proyecto, como la de Mara Espinosa, quien testificó a nombre de personas que han muerto a manos de personas sin documentos.

    “Si un jefe de policía que no se adhiera a la ley tiene que ser despedido, para eso les pagan” dijo.

    El senador demócrata José Menéndez dijo que “esta ley es un problema, por eso tenemos que hacer todo lo posible para que no pase”.

    La discusión sobre esta ley estará sobre la mesa en los próximos meses, ya que tendrá que ser aprobada antes de junio.

    Según la ley, en caso de no cumplir con la norma, las jefaturas se exponen a que se les quiten “los fondos estatales”.