Chef no quiere que tomen fotos a sus platos

Chef no quiere que tomen fotos a sus platos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Chef no quiere que tomen fotos a sus platos
    Heston Blumenthal/INSTAGRAM
    Fotos autorizadas de Heston Blumenthal en su cuenta de Instagram.

    El chef británico Heston Blumenthal, conocido por sus platos extravagantes como papilla de caracol, cóctel de ojos de pescado y helado de tocino y huevos, ha impuesto una estricta política de comportamiento en sus restaurantes, referente a las fotografías.

    A Blumenthal, quien acaba de mudar su principal restaurante, The Fat Duck, de Inglaterra a Australia, no le hace mucha gracia que los comensales se la pasen tomando fotos a sus platos para compartirlas en las redes sociales.

    Ahora queda estrictamente prohibido el uso de fotografía con flash, así como que los comensales se acomoden para buscar los mejores ángulos para sus fotos.

    Las reglas van contra la corriente en esta época en la que la gente no puede vivir sin tomar constantemente "selfies" y compartiendo sus instantáneas en redes como Facebook, Twitter e Instagram.

    Pero el punto de este chef, que también es dueño del pub The Hinds Head y del restaurante Dinner by Heston, en Londres, es que quienes van a disfrutar de sus platillos no sean molestados por otros comensales ávidos de capturar las imágenes de los mismos y, especialmente, que el tiempo que pierden en eso haga que la comida se enfríe o pierda sus propiedades por no ingerirla en el momento adecuado.

    "Los comensales pueden capturar su experiencia mientras no afecten a los demás ni interfieran con el servicio", dijo un portavoz de The Fat Duck. "Evitamos el uso de flash y que los comensales se levanten a fotografiar los platos".

    Para evitar situaciones incómodas, Blumenthal estrenó su propia página en Instagram, coincidiendo con la mudanza de The Fat Duck a Melbourne, donde se quedará seis meses, mientras se remodela el local original en Berkshire.

    "No me parece bueno que pongan en la Internet todo mi menú", expresa Blumenthal, de 48 años de edad.