La ciudad del Alamo, ¿sin Alamo?

La ciudad del Alamo, ¿sin Alamo?

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La ciudad del Alamo, ¿sin Alamo?
    Flickr
    El Alamo también fue una tienda y puesto militar para soldados confederados estadounidenses.

    SAN ANTONIO – Uno de los sitios más emblemáticos, visitados y fotografiados de Texas ha sufrido un deterioro significativo a través de los años, según reveló un estudio.

    Los investigadores de arquitectura de la Universidad Texas A&M utilizaron láseres e imágenes digitales durante cuatro años para estudiar la fachada del Alamo y determinaron que ésta pierde aproximadamente 2.5 pulgadas cada 50 años a la erosión.

    De acuerdo a un comunicado de prensa, los daños son visibles en la base de una de las columnas de la entrada principal del histórico sitio, la cual fue construida en caliza.

    Robert Warden, director del Centro de Texas A&M para la Conservación del Patrimonio, dijo que aunque 2.5 pulgadas de desgaste no parezcan mucho, con el tiempo suman a una cantidad significativa y aún más si la velocidad del deterioro incrementa en el futuro.

    Warden agregó que las fotografías utilizadas durante la investigación muestran que la decadencia de la estructura ya era visible en la década de 1930.

    [Relacionado: SA entre los mejores lugares a visitar del mundo]

    El Alamo fue establecido en 1718 como la Misión San Antonio de Valero por sacerdotes franciscanos, mientras que el complejo de piedra fue construido en 1744.

    De acuerdo a conservadores, se aplicó un acabado de yeso a la fachada y el resto de las paredes exteriores durante la construcción como método de protección, pero el mantenimiento se detuvo a finales del siglo 18.

    La misión fue nombrada por soldados españoles que llegaron al lugar desde el municipio de Alamo de Parras (México) a principio del siglo 19, y fue el sitio de una importante batalle durante la Revolución de Texas, que le brindó la independencia de México al estado en 1836.

    El Alamo también fue una tienda y puesto militar para soldados confederados estadounidenses antes de convertirse en el museo y santuario que es actualmente.

    La última examinación, reparación y renovación de la estructura fue en 1960, aunque métodos de conservación de la piedra se realizaron en el 2013.

    Sin embargo, el bullicio de la ciudad y otros elementos de la naturaleza amenazan el estado de este tipo de edificios históricos constantemente, por lo que los conservadores buscan preservar la estructura y reducir la erosión y el deterioro en lugar de restaurarlo o reconstruirlo.

    [Relacionado: Las mejores atracciones de San Antonio]