Maestra condenada a 15 años por relación sexual

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Maestra condenada a 15 años por relación sexual

    Una maestra de la zona de Detroit ha sido condenada a pasar entre seis y 15 años de prisión por mantener una relación sexual con un alumno de 15 años de edad.

    Kathryn Ronk, de 30 años, pareció sorprendida al recibir la sentencia en un tribunal del condado Oakland, según ha informado el rotativo "The Detroit News".

    Ronk se declaró culpable el mes pasado de conducta sexual criminal en tercer grado, con la esperanza de recibir una condena menor. 

    Podría haber sido condenada a tan solo un año tras las rejas, pero la jueza del caso, Nanci Grant, dijo haberse quedado atónita al leer una carta en la que Ronk pedía una sentencia leve.

    [Enlace relacionado: Maestra admite abuso tras video en YouTube]

     

    ¨Usted se relaciona con niños que todavía se están desarrollando emocionalmente", dijo Grant el miércoles, según informa el periódico "The Detroit Free Press".

    Antes de declararse culpable, Ronk enfrentaba cinco acusaciones de conducta sexual criminal en primer grado.

    Según las autoridades, Ronk participó en encuentros sexuales con el alumno en varias aulas de la escuela secundaria Bishop Foley, de Madison Heights.

    Ronk era maestra de español en esa escuela católica, situada al norte de Detroit.

    [Enlace relacionado: Maestra va presa por sexo]

    También enfrenta acusaciones similares pero en otra jurisdicción, específicamente en el condado de Macomb, donde presuntamente también tuvo encuentros sexuales con el mismo alumno.

    "Me apena mucho la situación de la víctima y de su familia, también por la escuela, la comunidad .... y me apena mucho lo sucedido a mi esposo", dijo Ronk antes de recibir sentencia.

    Al emitir sentencia la jueza señaló que el hecho de que Ronk sea una mujer no debe significarle una sentencia leve.

    Si este caso hubiera involucrado a un maestro y a una alumna de 15 años "habría gente en esta comunidad pidiendo hasta la última gota de sangre del acusado", dijo Grant, explicando que el doble estándar para hombres y mujeres no se debe aplicar en casos como este.