Un paseo de terror para un gato

Un paseo de terror para un gato

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Un paseo de terror para un gato
    TELEMUNDO LOCAL

    La policía de Cleveland, Ohio, está buscando a una pareja que amarró su gato al capó de su auto y circuló así por las calles.

    El vehículo, un SUV color dorado, se dirigía de Nueva Filadelfia presumiblemente hacia Cleveland.

    Señora lleva gato amarrado sobre su auto

    Señora lleva gato amarrado sobre su auto
    En Cleveland, Ohio, una conductora no tuvo mejor idea que atar a su mascota al capó de su vehículo y salir así a la calle.
    (Publicado miércoles 25 de marzo de 2015)

    Para los otros transeúntes y conductores, se trató de un espectáculo fuera de la común, pero para Polly Vandall fue una oportunidad de tomar unas fotos inusuales.

    Cuando vio la escena, se preguntó "¿es un gato sobre el capó?" y tomó las fotos para que la gente pudiera creer su historia, como comentó al canal 3 de TV, afiliado de NBC.

    Vandall publicó sus fotos en Facebook, donde se hicieron virales y provocaron un aluvión de llamadas telefónicas a las autoridades.

    "Estoy abrumada por las respuestas", dijo Vandall. "No juzgo a estas personas, simplemente capturé un instante de su vida, sin saber qué pasó antes ni después".

    [Tema relacionado: policía dispara contra pitbull]

    Al gato no le ocurrió nada, pero iba aterrado sobre el vehículo. Los gatos no disfrutan los paseos en auto y se estresan cuando son llevados al veterinario o a cualquier lugar.

    Son animales que prefieren quedarse en casa o salir en sus propios términos, caminando, trepando techos o cruzando cercas, pero no en vehículos motorizados.

    La "gracia" de llevar un gato de esta manera puede ser calificada de maltrato animal.

    [Tema relacionado: No te imaginas cuántos gatos hay en esta isla]

    El jefe de la policía local, Michael Goodwin, está interesado en entrevistar a la pareja, que fue registrada por las cámaras de seguridad de una estación de gasolina llevando al gato a caminar, siempre amarrado, como si fuera un perro.

    Según el administrador de la gasolinera, la pareja era de California y comentaron que tenían algo que hacer en Cleveland.

    Cuando regresaron a su vehículo, volvieron a amarrar al gato sobre el capó.

    [Tema relacionado: ¡Un gato regresa de la tumba!]