Piden castigo menor para narcos que cooperaron

Piden castigo menor para narcos que cooperaron

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Piden castigo menor para narcos que cooperaron
    TELEMUNDO CHICAGO

    La fiscalía federal de Chicago recomendó este miércoles un período de cárcel más indulgente, no mayor a 16 años, para dos narcotraficantes convertidos en testigos cuyo padre se cree fue asesinado en represalia.

    En un documento presentado ante un tribunal federal de Chicago se anunció que el 27 de enero se emitirá sentencia para los gemelos Pedro y Margarito Flores, ambos de esa ciudad. Los fiscales dicen que los dos, que en la actualidad tienen unos 35 años, solían ser importantes miembros de una red de narcotráfico integrada por estadounidenses y mexicanos, pero luego ayudaron a desmantelarla.

    Datos de inteligencia proporcionados por los hermanos Flores y grabaciones secretas que hicieron llevaron a efectuar acusaciones formales contra importantes jefes del cártel de Sinaloa, incluido el capo Joaquín "El Chapo" Guzmán, señalaron los fiscales. Decenas de distribuidores de menor nivel y traficantes subordinados de los Flores también fueron acusados formalmente.

    Guzmán, a quien uno de los Flores grabó en secreto, fue capturado en México el año pasado. Las autoridades mexicanas no han dicho si podrían extraditarlo para que enfrente cargos en su contra en Chicago.

    "El apoyo sin parangón de los hermanos Flores al gobierno compensa suficientemente su amplia culpabilidad delictiva", se afirma en los documentos. Los fiscales sugieren una sentencia en el extremo "bajo" de un rango de entre 10 y 16 años, aunque hasta el momento no está claro si los seis años que ya han estado detenidos serían restados de su sentencia definitiva.

    Gracias a que se declararon culpables de sendos cargos de asociación delictuosa para traficar drogas se propuso reducirles la sentencia, porque de otra forma los gemelos -dada su enorme operación de costa a costa en Estados Unidos- habrían enfrentado la perspectiva de una pena de cadena perpetua.

    Su propia y lucrativa red ubicada en Chicago se extendía hasta Nueva York y Los Ángeles, así como a varias ciudades más. Tan sólo en su ciudad natal, documentos de la corte afirman que los hermanos distribuían dos toneladas de cocaína al mes.

    De acuerdo con los papeles presentados el miércoles, también contrabandearon a México unos 1.800 millones de dólares en ganancias por las drogas.

    Pero al argumentar por un castigo ampliamente reducido, en los textos se hace notar el destino de su padre.

    A pesar de las advertencias de que no debería volver a México, lo hizo en 2009 después de que ya se había corrido la voz de que sus hijos estaban cooperando con los investigadores, de acuerdo con los documentos.

    En cuestión de días fue "secuestrado y presuntamente asesinado"; una nota dejada en el sitio donde desapareció indicaba que había sido raptado porque los gemelos traicionaron a sus cómplices en el cártel.

    De ahora en adelante los hermanos y sus familias vivirán el resto de su vida bajo el temor de que también los asesinen, se afirma en los textos.

    "En esencia están rodeados por todas partes por algunos de los actores más violentos del mundo criminal", escribieron los fiscales. "El barbarismo de los cárteles es legendario, con un lugar especial reservado para los que cooperan" con las autoridades.