Los primeros 100 días

Los primeros 100 días

Los Primeros 100 Días

Clinton: "No me detendré ahora; apenas estamos calentando"

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Campaña de Clinton niega escándalo de correos

    Tratan de desmentir cualquier versión sobre conversaciones entre una colaboradora de la candidata demócrata con el FBI. (Publicado domingo 30 de octubre de 2016)

    WILTON MANORS - Hillary Clinton se comprometió el domingo a que no será "desviada de su camino" en los últimos días de la campaña, mientras busca superar una nueva indagación del FBI sobre correos electrónicos tras una investigación acerca de mensajes de contenido sexual que propinó una sacudida tardía a su contienda frente al republicano Donald Trump.

    "No me detendré ahora; apenas estamos calentando", declaró Clinton durante un mitin muy concurrido con partidarios gay y lesbianas en el disputado estado de Florida. "No nos distraerán, sin importar lo que nuestros rivales nos lancen".

    Trump hizo campaña en un casino de Las Vegas propiedad del multimillonario Sheldon Adelson, uno de los principales donantes del Partido Republicano, y acusó, sin ofrecer evidencia, al Departamento de Justicia de proteger a Clinton luego de que el FBI descubriera nuevos emails que podrían estar relacionados a la investigación del uso de un servidor privado de correos electrónicos por parte de la aspirante demócrata.

    "Hillary solo puede culparse a sí misma por sus crecientes problemas legales", dijo Trump durante el mitin.

    Los asesores de Clinton y otros demócratas presionaron nuevamente al director del FBI, James Comey, a que difundiera más detalles sobre los correos electrónicos, incluido el hecho de si él los ha revisado personalmente. El mensaje tenía el objetivo de reunir más información sobre lo que busca la agencia en una computadora que aparentemente pertenecía Anthony Weiner, ex representante de Nueva York y esposo separado de Huma Abedin, una de las principales asesoras de Clinton.

    Tim Kaine, compañero de fórmula de Clinton, dijo que Comey le debe al público ser más abierto sobre los emails que están bajo revisión del FBI cuando sólo faltan nueve días para los comicios. Al tiempo que indicó que el anuncio de Comey es "extremadamente desconcertante", Kaine dijo que si el director del FBI "no ha visto los emails, quiero decir que necesitan aclarar eso completamente".

    El presidente de la campaña de Clinton, John Podesta, dijo que el manejo del asunto por parte de Comey fue "inapropiado".

    Clinton realizó escalas no anunciadas el domingo en Florida en una sede de votaciones anticipadas, una cafetería de Miami y un restaurante de comida clásica afroestadounidense. También se dirigió a una iglesia predominantemente negra, en donde habló de sobreponerse a las decepciones.

    "Las escrituras nos dicen que nos regocijemos en nuestros sufrimientos, sabiendo que el sufrimiento produce resistencia y la resistencia produce carácter", subrayó. "Y el carácter produce esperanza".

    Clinton no ha hecho referencia directa a la nueva investigación del FBI, que ha creado ansiedad entre los demócratas. Pero aunque criticó a esa agencia policial por su falta de transparencia durante un acto de campaña del sábado, el domingo intentó colocar nuevamente los reflectores sobre Trump, proyectándolo como un multimillonario egoísta con una sorprendente falta de empatía.

    Dirigiéndose a los defensores de la comunidad LGBT en Wilton Manors, aprovechó un reporte del Washington Post de que Trump apareció en un evento de recaudación de fondos para niños con VIH y pretendió ser un donante, aunque nunca hizo donación alguna.

    "Siempre es Donald Trump primero y todos los demás al último", declaró.

    Las acciones de Comey el viernes han sacudido la contienda a la Casa Blanca, dándole un impulso a Trump en un momento en el que las encuestas lo mostraban en declive y poniendo nerviosos a los demócratas en torno a las contiendas para la presidencia y el Congreso. En una misiva dirigida el viernes al Congreso, Comey dijo que el FBI recientemente había descubierto nuevos emails mientras indagaba un caso no relacionado, e investigaba si se trataba de información confidencial.

    El FBI investiga si existe información secreta en un dispositivo propiedad de Weiner. Las autoridades federales en Nueva York y North Carolina revisan las comunicaciones en línea entre Weiner y una chica de 15 años de edad.