Demócratas prefieren hablar de corrupción

En lugar de pedir la impugnación del presidente, los demócratas hablan de corrupción.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Demócratas prefieren hablar de corrupción
    Getty Images
    El presidente Donald Trump fue señalado por su exabogado, Michael Cohen. (foto de archivo).

    Un día después de que los martillos de la justicia cayeron separadamente sobre dos exmiembros del círculo íntimo de Donald Trump, los demócratas en Washington y en otras partes del país enfrentaban un delicado malabarismo, buscando aprovechar políticamente los problemas crecientes del presidente sin provocar el rechazo de moderados e independientes contrarios a la idea de un juicio político.

    En lugar de pedir la impugnación del presidente, los demócratas hablan de corrupción. No apuntan solamente a la condena por fraude fiscal del ex jefe de la campaña de Trump, Paul Manafort ni al acuerdo del exabogado personal de Trump Michael Cohen que implica al presidente en un esquema ilegal de financiamiento de campaña. Tienen además la imputación el martes de otro congresista republicano.

    En la reunión de verano del Comité Nacional Demócrata el miércoles en Chicago, el presidente Tom Perez mencionó la creciente lista de problemas de Trump y otros republicanos. Una “situación fuera de control”, dijo, requiere que los votantes devuelvan a los demócratas al poder.

    A menos de tres meses de las elecciones legislativas, podría ser un argumento político poderoso. La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que podría regresar la presidencia de la cámara si los demócratas ganan al menos 23 escaños en noviembre, estaba en California, donde apuntó que los demócratas ganaron en el 2006 fustigando la corrupción republicana tras el escándalo de cabildeo de Jack Abramoff.

    “Esta vez, la cultura de corrupción, amiguismo e incompetencia es tan prevaleciente que está en la Casa Blanca”, dijo Pelosi a la audiencia en San Francisco el miércoles en el Instituto de Política Pública de California.

    Más adelante, dijo que los demócratas “no pueden hacer política” al hablar de impugnación. Separadamente, envió una carta a sus colegas en la cámara baja en la que los llamó a seguir enfatizando los asuntos económicos, al tiempo que prometió “responsabilizar al presidente y su gobierno” al insistir que el Congreso “busque la verdad”.

    La senadora demócrata por Massachusetts Elizabeth Warren también evitó centrarse en los problemas legales que acosan a Trump, al lanzar sus propias propuestas anticorrupción antes de que se conociesen los acontecimientos legales el martes. El miércoles, Warren dio a conocer sus propias declaraciones de impuestos, algo que Trump se ha negado a hacer.