Cierran centro de detención y abren otro

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Cierran centro de detención y abren otro
    Getty Images
    Foto ilustrativa, no relacionada con el texto de la noticia.

    Nuevo México - El Gobierno de Estados Unidos anunció este martes que cerrará uno de sus tres centros de detención para adultos y menores inmigrantes detenidos en la frontera, el ubicado en Artesia (Nuevo México), pero trasladará a sus ocupantes a unas nuevas instalaciones con mayor capacidad en Texas.

    La Agencia de Inmigración y Aduanas de EE.UU. (ICE, por sus siglas en inglés), indicó en un comunicado que cerrará en diciembre el centro de detención que abrió este año en un campo de entrenamiento de fuerzas de seguridad situado en Artesia, como medida de emergencia ante la oleada de inmigrantes procedentes en su mayoría de Centroamérica.

    No obstante, los 450 inmigrantes que permanecen en esas instalaciones, la mayoría niños y adultos procedentes de Honduras, El Salvador y Guatemala, serán reubicados en el centro de detención ya existente en Karnes City (Texas) y en otro nuevo que se abrirá en diciembre en Dilley, en el mismo estado.

    El pasado septiembre, ICE adelantó que planeaba abrir un nuevo centro de detención de familias en Dilley, con una capacidad inicial para 480 personas y que en alrededor de siete meses llegaría a ser capaz de acoger un total de 2.400.

    La Administración del presidente Barack Obama busca así estar preparada en caso de que se produzca una nueva oleada de niños y familias inmigrantes, como los más de 66.000 no acompañados, en su mayoría del norte de Centroamérica, que cruzaron este año la frontera huyendo de la violencia y el narcotráfico en sus países de origen.

    [Tema relacionado: Visas para menores centroamericanos]

    Aunque ese flujo de emigrantes se ha reducido considerablemente en los últimos meses, "las instalaciones de Dilley proporcionarán una capacidad de valor incalculable en caso de que vuelvan a aumentar las aprehensiones de adultos con niños esta (próxima) primavera", dijo hoy el director en funciones de ICE, Thomas S. Winkowski.

    "Estas instalaciones ayudan a asegurar que las deportaciones son efectivas y rápidas, y que cumplen con nuestras obligaciones legales e internacionales, al tiempo que disuaden a otros de emprender un peligroso viaje y cruzar ilegalmente a EE.UU.", añadió Winkowski en un comunicado.

    Pese al cierre del centro en Nuevo México, el Gobierno estadounidense no tiene "ningún plan" de cerrar los otros dos centros de detención que mantiene abiertos hasta ahora, en Karnes City y Leesport (Pensilvania), y a los que se sumará el mes que viene el de Dilley, indicaron a Efe fuentes de ICE.

    [Tema relacionado: Alertarán de liberación de inmigrantes]

    La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha solicitado reiteradamente a Estados Unidos cerrar los tres centros de detención de inmigrantes que mantiene, por considerar que no es apropiado mantener a los niños bajo detención.

    Sin embargo, ICE defendió este martes que esos centros son "una alternativa eficaz y humana para mantener la unidad de las familias a medida que esperan el resultado de su proceso de inmigración".

    En 2009, EE.UU. cerró el único centro de detención para familias inmigrantes que existía hasta entonces, el antiguo presidio T. Don Hutto en Texas, pero la oleada de los últimos meses provocó la decisión del Gobierno de Obama de volver a utilizar instalaciones de este tipo con el objetivo de disuadir nuevas llegadas.