Proyecto de ley aceleraría deportaciones

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Proyecto de ley aceleraría deportaciones

    Dos legisladores de Texas, de dos diferentes partidos, unieron sus fuerzas para tratar de frenar la ola de niños centroamericanos que han llegado solos a la frontera.

    El senador republicano John Cornyn y el represente demócrata Henry Cuellar, redactaron una propuesta de ley que permitiría que la patrulla fronteriza deportara inmediatamente a los niños migrantes.

    Video: Proyecto de ley aceleraría deportaciones

    Video: Proyecto de ley aceleraría deportaciones
    (Publicado viernes 1 de agosto de 2014)

    Para ver nuestra sección de inmigración haz clic aquí.

    Actualmente existe una ley que obliga a las autoridades a detener a los menores hasta que se encuentre a un familiar en Estados Unidos o en sus países de origen.

    Para ver nuestra sección especial de crisis humanitaria en la frontera haz clic aquí.

    “La región fronteriza en Texas se ha desbordado en los últimos meses con una avalancha de inmigrantes indocumentados procedentes de Centroamérica”, dijo Cuellar en un comunicado. “La legislación de hoy fortalece la ley actual protegiendo a los niños no acompañados y también responde a la crisis”.

    Este proyecto se presenta en un momento en que la Casa Blanca está tratando de conseguir que el Congreso firme una solicitud de $3,700 millones para confrontar la ola de menores que están cruzando ilegalmente la frontera.

    Funcionarios de la Casa Blanca y Obama han dicho que apoyan este cambio, pero en vista de las objeciones de los aliados en la comunidad de la defensa de los inmigrantes, todavía tienen que proponer el proyecto oficialmente. El portavoz Josh Earnest dijo que la Casa Blanca da la bienvenida a “la participación constructiva de los republicanos”, pero que esperará a ver la legislación vigente.

    Según cifras oficiales, alrededor de 90 niños no acompañados y 240 unidades familiares (padres y madres que viajan con sus hijos) cruzan la frontera suroeste de Estados Unidos cada día.

    Entre octubre de 2013 y junio pasado, oficiales estadounidenses detuvieron a más de 52,000 menores no acompañados entrando a EEUU de manera ilegal, la mayoría provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala.