TIROTEO MASIVO EN TEXAS

Llega a su fase final el juicio por la masacre en una iglesia de Sutherland Springs

Esta semana se podría conocer cuánto dinero deberá pagarles el gobierno federal a los sobrevivientes y las familias de los fallecidos por la balacera que cobró la vida de 26 personas.

Telemundo

SAN ANTONIO – Este lunes comenzaron los argumentos finales en el juicio que busca indemnizar a los sobrevivientes y las familias de los fallecidos por la masacre en la Primera Iglesia Bautista en Sutherland Springs, una pequeña comunidad al sureste de San Antonio.

El juicio se está llevando a cabo en la misma corte federal en San Antonio donde el juez federal de distrito Xavier Rodríguez dictaminó este mes de julio que la Fuerza Aérea de Estados Unidos era un "60% responsable" por la masacre, pues no envió el historial criminal del autor a una base de datos, lo que le habría impedido comprar armas de fuego.

Devin Kelley, quien fue dado de baja de la Fuerza Aérea por mala conducta, abrió fuego durante un servicio dominical que se estaba llevando a cabo en la iglesia en Sutherland Springs el 5 de noviembre de 2017. Un total de 26 personas fallecieron a causa del ataque, incluyendo a una bebé no nata, y otras 20 resultaron heridas.

Las familias de más de tres docenas de víctimas entablaron la demanda contra el gobierno federal y, tras el fallo del juez Rodríguez, el tribunal deberá determinar cuánto dinero se les otorgará para compensar por los daños que causó la masacre. Se estima que la indemnización sea multimillonaria.

Kelley, quien había sido declarado culpable de agredir a una exesposa e hijastro y romperle el cráneo al niño, murió por suicidio al verse acorralado por testigos armados que lo siguieron cuando él salió de la iglesia tras perpetrar el ataque. La demanda destacó que él había amenazado con realizar un atentado masivo y se cree que él hizo de la Primera Iglesia Bautista su blanco porque su exsuegra asistía al servicio dominical, aunque ella no estuvo presente el día de la masacre.

La matanza sigue siendo la peor balacera en la historia moderna de Texas.

Se espera que la fase final del juicio se extienda durante el resto de la semana.

Contáctanos