Texas

Pandemia por coronavirus afecta la venta de viviendas en el estado de Texas

La organización de Texas Realtors también dio a conocer que los precios en el segundo trimestre de 2020 aumentaron. 

Homes Generic

De acuerdo con el Informe Trimestral de la Vivienda de Texas del segundo trimestre de 2020, publicado el martes, 28 de julio, por Texas Realtors, las órdenes obligatorias de refugio en casa relacionadas con la pandemia por el coronavirus (COVID-19) causaron una caída en la venta de viviendas en el estado en el segundo trimestre de 2020, mientras que los precios medios incrementaron. 

"Aunque los texanos entraron al segundo trimestre en las garras del Covid-19, el mercado inmobiliario se mantuvo en pie", dijo Cindi Bulla, presidenta de Texas Realtors. "El segundo trimestre de 2020 tuvo un desempeño sorprendentemente bueno en comparación con el mismo período de 2019, que fue posiblemente uno de nuestros mejores años en la historia de Texas Realtors. La declaración temprana del gobernador Abbott anunciando los bienes raíces como un servicio esencial permitió que Texas Realtors lograra una transición a las plataformas virtuales y también estableciera protocolos de seguridad para los contactos personales necesarios, eliminando prácticamente toda perturbación en el sector inmobiliario". 

Las ventas de viviendas cayeron un 9.9 por ciento, con 91,970 viviendas vendidas en el segundo trimestre de 2020. A nivel estatal, el precio medio aumentó un 2.9 por ciento, a $252,000 dólares.  

Del total de viviendas vendidas durante el segundo trimestre, el 34.6 por ciento de los precios estuvieron entre los $200,000 y $299,999 dólares, lo cual es la participación más alta en cuota de ventas entre todas las distribuciones de rangos de precios. 

"Considerando "el cierre" obligatorio causado por el Covid-19, el mercado inmobiliario de Texas desempeñó tal cual como se esperaba en el segundo trimestre”, dijo el economista principal del Centro de Bienes Raíces de la Universidad de Texas A&M, Jim Gaines. “En comparación con el año pasado, tenemos un mercado más ajustado, lo cual hace que los precios se mantengan altos. Sin embargo, en junio vimos un aumento de la demanda, los compradores estuvieron más activos y aprovecharon las bajas tasas de interés. El mercado inmobiliario es uno de los pocos segmentos de la economía que se han mantenido fuertes. Exceptuando que haya otro cierre, esperamos que el mercado siga desempeñando razonablemente bien en el tercer trimestre". 

Los listados activos bajaron un 22 por ciento en el segundo trimestre a 88,337 registros. Las viviendas de Texas pasaron un promedio de 57 días en el mercado durante el mismo periodo, cinco días más que en el segundo trimestre de 2019. 

El inventario de viviendas en Texas cayó de 0.9 meses a 3.0 meses de inventario. Según el Centro de Bienes Raíces de la Universidad Texas A&M, un mercado equilibrado entre oferta y demanda tiene entre 6.0 y 6.5 meses de inventario. 

"Es importante señalar que las ventas cerradas son solo 10% inferiores a las del segundo trimestre de 2019. La demanda aumento los precios, aunque a un ritmo más lento. Hay muchas razones para ser optimistas en el tercer trimestre. No obstante, nuestro mayor problema sigue siendo la disponibilidad de inventario asequible", concluyó Bulla.  

Contáctanos