México: Abren caso de masacre de migrantes

Familiares de migrantes muertos en San Fernando, Tamaulipas, tendrán acceso al expediente

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    México: Abren caso de masacre de migrantes

    Los migrantes centroamericanos que cruzan por México en su camino hacia Estados Unidos son víctimas de diversos peligros, que van desde la trata hasta la muerte. (Publicado jueves 3 de marzo de 2016)

    La investigación sobre las matanzas de migrantes extranjeros, ocurridas entre 2010 y 2011 en San Fernando, en el nororiental estado de Tamaulipas, será reabierta por decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nacional.

    El máximo tribunal de justicia ordenó a la Procuraduría General de la República que abra la indagatoria del caso del que presuntamente es responsable el cártel de Los Zetas.

    Tráfico de migrantes, un negocio rentable

    Tráfico de migrantes, un negocio rentable
    La Organizaciones de Naciones Unidas reveló que son más de seis mil millones de dólares los que produce esta industria anualmente.
    (Publicado martes 8 de septiembre de 2015)

    Sin embargo, los ministros de la Corte no aceptaron que el sesinato de migrantes, la mayoría centroamericanos, constituya un delito de lesa humanidad.

    El 22 de agosto de 2010, 58 hombres y 14 mujeres de Guatemala, El Salvador y Brasil fueron asesinados por sicarios de esa banda criminal en un rancho del municipio de San Fernando, pero en los siguientes meses las autoridades descubrieron más fosas clandestinas con decenas de cuerpos.

    La Primera Sala del máximo tribunal dijo a la Fiscalía mexicana que entregue copias de las averiguaciones a dos salvadoreñas que perdieron a su hijo y a su hermano, respectivamente, en las matanzas; mientras que deudos de otras víctimas habían solicitado el acceso al expediente desde hace cinco años.

    El fallo de la SCJN otorga a Bertilia Parada, madre de Carlos Osorio, y Alma Yesenia Releageño, hermana de Manuel Antonio, el derecho a ser tratadas como víctimas y no realizarse exámenes de ADN para demostrar sus vínculos con su hijo y hermano.

    El amparo otorgado a las salvadoreñas les permite también sacar copias y peritajes sobre los hechos, y reconoce su derecho a la reparación del daño.

    Sin embargo, la Corte rechazó la petición en contra de la cremación de los restos de sus familiares y no aceptó reconocer como víctima e interesada legalmente, para conocer del asunto, a la Fundación para la Justicia y el Estado de Derecho, representante legal de las mujeres.