Violencia en San Felipe por la "droga del mar"

La vaquita marina cada vez más cerca a su extinción

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    tlmd vaquita pkg

    (Publicado viernes 29 de marzo de 2019)

    Se reporta un herido en San Felipe, Baja California tras un enfrentamiento entre elementos de la Secretaría de Marina (Semar) y pescadores.

    La secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría General de Justicia confirmó que Enrique García Sandez, de 37 años, fue herido por marinos.

    Según a Semar, la embarcación “Sharpie”, ONG, “Sea Shepherd”, fue agredida por pescadores de una embarcación que intentaba recuperar redes de pesca prohibidas de un área protegida.

    Sea Shepherd es una organización internacional sin fines de lucro, para la conservación de la vida marina que patrulla y protege el refugio de las vaquitas.

    El enfrentamiento ocurrió a tan solo cinco días de que por primera vez en cuatro años, varios pescadores regresaron a las aguas del Alto Golfo de California a pescar dentro del santuario de la vaquita marina, el único lugar en el mundo donde se puede encontrar al mamífero marino más pequeño.

    Sea Shepherd apoya que pescadores regresen a pescar de manera sostenibleSea Shepherd apoya que pescadores regresen a pescar de manera sostenible

    Jefe de la Operación Milagro V de Sea Shepherd envia mensaje a pescadores de San Felipe.

    (Publicado viernes 12 de julio de 2019)

    En 2015, el gobierno mexicano prohibió la pesca comercial en lo que también se conoce como el Mar de Cortés. El 21 de marzo, el gobierno anunció que colocará boyas para establecer límites alrededor de la reserva, donde se cree y quedan menos de 10 vaquitas.

    El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales prometió proporcionar programas sociales y empleos a las comunidades pesqueras, pero durante una asamblea, los pescadores rechazaron la iniciativa, argumentando que no brinda una solución inmediata para su gente que enfrenta hambre. Durante el pasado fin de semana, cientos de pescadores retornaron a sus labores de pesca para lograr el sustento de sus familias.

    La droga del mar

    Aunque se ha determinado que los tiburones son los únicos depredadores naturales de la vaquita, los humanos han demostrado lo contrario. Midiendo menos de cinco pies de largo, cientos de vaquitas han encontrado su muerte al ahogarse después de quedarse enredadas en las redes ilegales utilizadas por algunos pescadores.

    La práctica ilícita de la pesca ilegal de totoaba, un pez en peligro de extinción, está acelerando la extinción de la vaquita. Los peces de totoaba miden hasta siete pies y atraparlos puede convertirse en un negocio lucrativo ya que su vejiga se vende por miles de dólares y se pasa de contrabando a China y Hong Kong, ya que creen que tiene propiedades medicinales. Los pescadores furtivos están empujando dos especies hacia la extinción, dejando a los pescadores locales sin su recurso vital.

    En un esfuerzo por detener la caza furtiva en el mercado negro, el gobierno mexicano prohibió todas las redes de enmalle en el refugio de las vaquitas. A cambio, prometió una compensación para los pescadores que quedaron sin trabajo.

    “No hay dinero y la gente está buscando maneras de sobrevivir", dijo el pescador Jesús Montezuma. "Los pescadores están optando por pescar la totoaba, mientras no haya compensación; la gente está arriesgando todo porque tienen que poner comida en la mesa".

    Montezuma dijo que han pasado tres meses desde que recibió la última compensación.

    Cosme Gastelum ha vivido en San Felipe, una pequeña ciudad en el Mar de Cortés, durante casi 35 años. Él, entre otros residentes de San Felipe, cree que la vaquita es solo un mito.

    "Aquí no hay vaquita marina… eso dicen para que la gente se espante”, dijo Gastelum. "He visto a gente pescar totoaba, vienen en su bicicleta y luego compran un carro nuevo. Se puede vender un kilo de buche de totoaba aquí desde $ 4,000 a $ 7,000 dólares", dijo Gastelum.

    Nuevo gobierno sin fondos

    El gobierno federal ha suspendido el apoyo económico otorgado a los pescadores desde el 2015. Bajo el gobierno de Andrés Manuel Lópes Obrador, el nuevo Programa Integral para la Sostenibilidad de la Pesca en el Alto Golfo de California no tiene fondos para el 2019, dejando a los pescadores como Montezuma sin una compensación mensual.

    Alejandro Mesa Ramos, de 27 años, comenzó a pescar con su padre desde que tenía 12 años, él tampoco ha recibido apoyo económico desde diciembre de 2018.

    "Ayer, tratamos de pescar camarones en la orilla del mar, porque queremos traer algo de comer", dijo Ramos. "Tengo tres hijos y tengo que llevarlos a la escuela y darles de comer".

    Dijo que la compensación mensual que recibía era alrededor de $445 dólares al mes, lo suficiente para cubrir lo esencial. A Ramos se le debe más de $1300 dólares.

    Sustento o muerte

    "Uno no puede ir a pescar, [el gobierno] no nos deja salir a trabajar", dijo Montezuma. "De hecho, hay personas que van a pescar en medio de la noche solo para poder mantener a sus familias".

    Montezuma dijo que tres personas murieron después de estrellarse con otro bote mientras intentaban pescar en la noche sin luces para que no fueran vistos.

    "Pueden buscar una manera de cuidarla [la vaquita], y los apoyaremos como pescadores si es que existe", dijo. "Pero también tienen que mirarnos a nosotros, no solo a la vaquita. Sea Shepherd está ayudando a conservarla, pero ¿qué pasa con los humanos?"

    Operación Milagro V

    Operación Milagro V para evitar la extinción de la vaquita marinaOperación Milagro V para evitar la extinción de la vaquita marina

    Sea Shepherd lucha contra la pesca ilícita del pez totoaba

    (Publicado viernes 12 de julio de 2019)

    Luchando por salvar de la extinción al mamífero marino más amenazado del mundo, Jean Paul Geoffroy, jefe de la Operación Milagro V de Sea Shepherd, está decidido a ayudar a salvar la vaquita marina.

    "Nosotros, [Sea Shepherd], apoyamos a los pescadores para que regresen a su trabajo, regresen al mar, pero siempre y cuando cumplan con la ley y las reglas para hacer una pesca verdaderamente sostenible", dijo.

    Geoffroy usa una sudadera con capucha negra de Sea Shepherd, pero solo lo hace fuera de San Felipe, debido a amenazas que ha recibido de la comunidad.

    Barco de Sea Shepherd atacado por pescadores furtivos

    El 31 de enero, uno de los barcos de Sea Shepherd fue atacado violentamente por más de 50 atacantes quienes se hicieron pasar por pescadores a bordo de 20 barcos de alta velocidad. Mientras Sea Shepherd realizaba su vigilancia de conservación marítima dentro del refugio de vaquita, botellas llenas de líquido inflamable y proyectiles, incluyendo piedras grandes, fueron arrojadas rompiendo ventanas y prendiendo fuego un costado del barco Sea Shepherd.

    Los miembros de la tripulación disuadieron a los atacantes usando mangueras de emergencia, mientras que los soldados de la Marina Mexicana y la Policía Federal estacionados a bordo abrieron fuego en el aire y el mar para disuadir a los atacantes. Este fue el segundo ataque en menos de un mes, según a un comunicado de prensa de Sea Shepherd.

    Redes más grandes que un campo de fútbol

    Sea Shepherd se enfoca en la recuperación de redes de enmalle ubicadas dentro del refugio de la vaquita. En medio de la noche, mientras los pescadores ilegales y los pescadores furtivos entran al refugio para dejar sus redes, los tripulantes de Sea Shepherd registran la ubicación utilizando un radar. Al amanecer, las redes de enmalle se extraen y se destruyen.

    "Hemos recuperado redes de enmalle que tienen hasta 62 totoabas en una sola red. Hace solo unos días teníamos una red con dos totoabas", dijo Geoffroy.

    Las redes recuperadas han sido de hasta 400 metros de largo. Eso es del tamaño de más de tres campos de fútbol. Según Geoffroy, la mayoría de las redes recuperadas tienen aproximadamente 250 metros de largo. Perder una red puede ser costoso ya que cuestan entre $1,000 y $4,000 dólares.

    "No le estamos quitando el trabajo de nadie", dijo Geoffroy. "Simplemente estamos aquí para apoyar lo que el gobierno ha estipulado. Si eso cambia, esa será la decisión del gobierno. Nosotros [Sea Shepherd], no somos los que decidimos dónde está el refugio, eso lo decide el gobierno mexicano".

    Eliminación de Peces Totoaba

    "Recuperamos redes de enmalle que tienen totoaba", dijo Locky Maclean, director de Operaciones Marinas de Sea Shepherd. "Se lanzan totoabas en vivo y las que ya han fallecido se ponen en cubierta. Tenemos un protocolo estricto con evidencia fotográfica, un protocolo de corte que básicamente destruye la vejiga".

    Dijo que en todo momento hay agentes federales del gobierno mexicano a bordo de los barcos de Sea Shepherd. El protocolo de destrucción fue implementado por la Oficina del Fiscal Federal para la Protección del Medio Ambiente (PROFEPA).

    Extinción de la Vaquita

    El 6 de marzo, una comisión internacional de expertos dijo que solo quedan entre 6 a 22 vaquitas en el Alto Golfo de California. Jorge Urban, profesor de biología en la Universidad de Baja California Sur, dijo que se escucharon alrededor de 22 vaquitas a través de una red de monitores acústicos.

    Este número es más alto de lo que esperaban, sin embargo, el 13 de marzo, Sea Shepherd anunció que se encontró una vaquita muerta atrapada en una red de enmalle. El cetáceo se recuperó en un avanzado estado de descomposición y se realizó un análisis genético para confirmar la identidad de la especie.

    La comisión señaló que es muy probable que el número de vaquitas sobrevivientes sea alrededor de 10. El futuro de la vaquita es incierto, ya que los pescadores locales están pescando nuevamente dentro del refugio de la vaquita con la esperanza de que el gobierno mexicano presente una solución integral que les permita pescar legalmente mientras se protege a la vaquita.

    En cuanto a Sea Shepherd, Geoffroy dijo que el equipo está recuperando redes como de costumbre para preservar la vaquita, la cual fue descubierta por la ciencia en 1958.