Morgues itinerantes no son exclusivas de Jalisco

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Morgues itinerantes no son exclusivas de Jalisco

    La ola de homicidios rebasa la infraestructura oficial de cada estado. (Publicado jueves 20 de septiembre de 2018)

    El olor a muerte se mezcla entre los vivos como algo ya natural. Las cámaras de refrigeración ya no alcanzan y los cuerpos igual se tienen amontonados en el piso o en contenedores móviles que se pasean por la ciudad.

    Así quedó revelado esta semana en Jalisco, donde se localizaron casi 300 cadáveres almacenados en dos tráileres. Las autoridades admiten que no hay sitio donde colocarlos y anunciaron nuevas medidas. 

    "Se construirá una cámara frigorífica y un espacio para cadáveres en descomposición con capacidad superior para más de 300 cuerpos", anunció el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, en un intento por resolver la crisis que se le salió de las manos.

    Miguel Ángel Cruz, un experto en criminalística, analiza la crisis de la saturación en las morgues del país y ha detectado que el problema va día con día a la alza, producto de la violencia que sacude a diversos estados.

    "Lo tiene que atraer la PGR porque este problema no lo puede resolver servicios periciales", considera Cruz.

    Veracruz es una de las entidades donde más homicidios se cometen. En 7 años, por lo menos 600 fosas clandestinas han sido localizadas con cientos de restos y cadáveres dentro que el gobierno no tiene ya donde meter, por lo que han anunciado que contratarán camiones refrigerantes para guardarlos. 

    "Evidentemente nuestra capacidad de almacenamiento forense ya no era la ideal", admite el fiscal de Veracruz, Jorge Winckler.

    Por supuesto, este problema no es exclusivo de un estado. Diversos estudios calculan que en la república mexicana diariamente son asesinadas 70 personas y todas tienen que llegar al forense. 

    En diversas ocasiones, activistas y familiares de las víctimas advirtieron sobre este problema. 

    "Periciales estás saturado, aquí no cabe nada, nada", dijo Lucía Díaz, del Colectivo Solecito.

    Los estados de Baja Califonia y Guerrero tampoco se quedan atrás, en ellos también la población ha tenido que soportar los fétidos olores de los cuerpos que están en los patios, en bodegas e incluso al aire libre.