El Salvador, 100 años de cárcel para líderes de MS13

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Trump promete no ayudar a países de pandilleros

    El presidente reiteró que los pandilleros de la MS-13 son "animales". (Publicado jueves 24 de mayo de 2018)

    Una corte antimafia de El Salvador condenó hoy a penas de hasta 100 años de prisión a 61 miembros de la pandilla Mara Salvatrucha (MS13), incluidos varios líderes históricos y la estructura financiera, informó la Fiscalía.

    Los condenados fueron detenidos en julio de 2016 durante la "Operación Jaque", con la que las autoridades de seguridad del país centroamericano golpearon por primera vez las finanzas de la MS13.

    La fuente estatal detalló que las condenas fueron impuestas por el Juzgado Especializado de Sentencia "C" de San Salvador por delitos como homicidio agravado, organizaciones terroristas, extorsión y tráfico de drogas.

    "Consideramos como un precedente importante la resolución que este día ha dado a conocer el juez, ya que ha quedado demostrado y él lo reconoce que la MS13 es una organización terrorista", dijo a la prensa el fiscal Álvaro Rodríguez.

    Destacó que "los líderes estarían enfrentando como pena mínima los 30 años de prisión, pero al mismo tiempo se les suman más años por otros delitos, con lo cual sobrepasan los 100 años".

    El Ministerio Público destacó que entre los condenados se encuentra Borromeo Henríquez Solórzano, alias "Diablo de Hollywood" y uno de los principales líderes de la pandilla, quien ordenó varios delitos desde la prisión de máxima seguridad.

    La Fiscalía salvadoreña reveló en 2016 que al interior de la MS13 existía la "Ranfla", que agrupa a los principales líderes encarcelados, y la "La Federación", estructura conformada por los cabecillas nacionales en libertad y que administraba las finanzas.

    Según las autoridades, el dinero aportado por las células de la pandilla era lavado por "La Federación", principalmente mediante la importación y venta de vehículos usados.

    Asimismo, dicha estructura poseía autobuses del sistema de transporte colectivo, taxis, pequeños hoteles, bares, restaurantes, prostíbulos y ventas informales de verduras, todo valorado en más de un millón de dólares.

    Las pandillas salvadoreñas con más miembros son la MS13 y el Barrio 18, que son acusadas por el Gobierno de mantener los altos índices de homicidios que sitúan al país como uno de los más violentos del mundo.

    El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, advirtió en julio de 2017 en El Salvador que los "tentáculos" de la MS13 llegan hasta el Capitolio de su país y a territorio europeo, donde "amenazan la vida y el bienestar de cada familia".

    El ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, también señaló en septiembre de 2017 que la referida pandilla expandió sus células "a todos los continentes del mundo".

    "Hay células de esta organización en varios países de Europa y tenemos indicios de la presencia de ellos prácticamente en todos los continentes del mundo", señaló.