Muerte de policías aumentó a 56% en el 2014

Muerte de policías aumentó a 56% en el 2014

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Muerte de policías aumentó a 56% en el 2014
    EFE

    NUEVA YORK - El número de agentes de los cuerpos policiales y de seguridad de Estados Unidos muertos por disparos de armas de fuego este año aumentó un 56 % con respecto a 2013, al pasar de 32 a 50, de acuerdo con un informe dado a conocer este martes.

    El informe, elaborado por el Fondo en Homenaje a los Oficiales de los Cuerpos de Seguridad, una entidad sin ánimo de lucro que trabaja por mejorar la protección de esos agentes, detalla que la mayoría de los 50 fallecimientos por armas de fuego ocurridos este año tuvieron lugar en los estados de California (14), Texas (11), Nueva York (9) y Florida (6).

    En 2012 también hubo 50 muertes causadas por armas de fuego, comparadas con las 32 de 2013 y por debajo de las 73 registradas en 2011, de acuerdo con las estadísticas de la organización.

    En total, 126 agentes murieron este año mientras estaban de servicio frente a los 102 de 2013, lo que supone un aumento del 24 %, según el estudio.

    Después de los disparos de armas de fuego, la segunda causa de muerte en 2014 fueron los accidentes de tráfico.

    El informe destaca que la ciudad de Nueva York es el lugar donde más agentes han fallecido mientras estaban de servicio, con un total de 697 muertes desde que existen estadísticas sobre el asunto.

    Las cifras se conocen pocos días después del asesinato a sangre fría de dos policías neoyorquinos, Wenjian Liu y Rafael Ramos, de familia de origen puertorriqueño, a manos de un perturbado mental que se suicidó poco después.

    El asesino, Ismaaiyl Brinsley, de 28 años y de raza negra, actuó supuestamente en venganza por la muerte de dos afroamericanos a manos de agentes de la Policía, uno en Nueva York en julio pasado, Eric Garner; y otro en Ferguson (Misuri), Michael Brown, en agosto.

    Ninguno de los agentes, ambos de raza blanca, involucrados en las muertes de Garner y Brown fueron imputados, lo que desató manifestaciones de protesta en muchas ciudades del país e hizo renacer tensiones raciales no vistas en mucho tiempo.