Comía hasta basura: niña lucha contra su “hambre eterna”