Will, el pequeño que vive con la incurable enfermedad "del silencio"