vanessa guillen

“Que se pudran en la cárcel”: madre de Vanessa Guillén dice que despidos no son suficientes

Este martes, el secretario del Ejército, Ryan McCarthy, anunció bajas y suspensiones, desde oficiales hasta soldados.

Telemundo

Los familiares de Vanessa Guillén se sienten satisfechos por el anuncio del Ejército de despedir y suspender a 14 soldados de la base militar Fort Hood, pero la madre de la joven hispana indicó que no es suficiente y que espera que "los miserables... se pudran en la cárcel".

"Tuvo que morir mi hija para que esta porquería se destapara", dijo Gloria Guillén durante una conferencia de prensa la tarde de este martes, junto a sus otras hijas y la abogada de la familia, Natalie Khawam. "Fort Hood es de lo peor", agregó la madre.

La abogada Khawam dijo que el siguiente paso es llevar al Congreso una ley que pueda proteger a los militares de sufrir abusos por superiores.

La mañana del martes, el secretario del Ejército, Ryan McCarthy, anunció bajas y suspensiones, desde oficiales hasta soldados, y la apertura de investigaciones que podrían conducir a una amplia gama de castigos.

En total son 14 destituciones de oficiales y soldados asignados en la base de Fort Hood, en una purga dramática para corregir una cultura de mando que creen que no logró abordar las fallas de liderazgo y un patrón de violencia que incluyó asesinatos, agresiones sexuales y suicidios, dijeron funcionarios estadounidenses el lunes.

Dos oficiales generales se encuentran entre los que serán destituidos de sus trabajos, tras la investigación de un panel independiente sobre los problemas en la base texana.

Las acciones, tomadas por el secretario del ejército Ryan McCarthy, se producen después de un año en el que 25 soldados asignados a Fort Hood murieron debido a suicidio, homicidio o accidentes, incluida la muerte de Vanessa Guillén, quien estuvo desaparecida durante unos dos meses antes de que se encontraran sus restos.

Ejército de los Estados Unidos informó a la familia de Vanessa Guillén que la soldado murió "en el cumplimiento del deber".

Horas después, el comandante general Pat White dijo a los periodistas que el reporte del panel le dio una mirada granular "sin precedentes históricamente" a los problemas de la base, y "lo que quedó muy claro es que tenemos que arreglar nuestra cultura".

Dijo que implementará de inmediato algunas de las acciones sugeridas en el informe y ya ha realizado dos reuniones de la junta de revisión de agresiones sexuales. También dijo que ordenó que un "equipo de compasión" se reuniera con todos los soldados que fueron despedidos o suspendidos.

Según los investigadores, Guillén fue asesinado a golpes en Fort Hood por Spc. Aaron Robinson, quien se suicidó el 1 de julio cuando la policía intentaba detenerlo. Su familia ha dicho que Robinson la acosó sexualmente, aunque el Ejército ha dicho que no hay evidencia que respalde esa afirmación.

Se trata del quinto soldado que ha fallecido en la misma base militar en los últimos meses.

También en julio, el cuerpo de Pvt. Mejhor Morta fue encontrado cerca de un embalse por Fort Hood. Y en junio, las autoridades descubrieron los restos de otro soldado desaparecido, Gregory Morales, a unas 10 millas de ese lago.

El panel de cinco miembros pasó tres semanas en Fort Hood y realizó más de 2,500 entrevistas, incluidas 647 en persona. Más de 500 de ellos estaban con mujeres soldados.

También recopilaron más de 31,000 respuestas a una encuesta sobre agresión y acoso sexual. Dijeron que encontraron una profunda insatisfacción con el programa de respuesta y denuncia de agresión sexual y acoso.

Dijeron que las mujeres soldados les dijeron que temían represalias por las quejas, incluido el temor de ser trasladadas a otros trabajos, su confidencialidad se vería comprometida y sus carreras descarriladas. También se quejaron de las largas demoras en las investigaciones y muchas dijeron que no denunciaron incidentes de agresión o acoso sexual debido a la falta de confianza en el programa.

Contáctanos