Enfermedades mentales, un factor en la desaparición de personas