Laura indignada por escupitajo a Lupillo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Laura indignada por escupitajo a Lupillo

    MEXICO – Las recientes manifestaciones en contra del traslado de cientos de indocumentados a centros de detención en California han provocado gran indignación en el mundo del espectáculo y muchas figuras públicas se han levantado para expresar su apoyo y solidaridad. “La defensora de los débiles”, Laura Bozzo, no fue la excepción.

    Además de viajar a la frontera a monitorear y documentar de primera mano la “crisis humanitaria” que actualmente agobia al país norteamericano, la controvertida conductora y periodista encabeza una campaña para ayudar a la gente migrante.

    Video: Laura indignada por escupitajo a Lupillo

    Video: Laura indignada por escupitajo a Lupillo
    (Publicado miércoles 30 de julio de 2014)

    “Una campaña muy, muy fuerte para proteger a los niños y que estén de vuelta a casa. […] Creo que todos deberíamos de poner un granito de arena porque la situación es bien dramática”, comentó Bozzo.

    [Relacionado: Visita nuestra página especial de la “crisis humanitaria” con más noticias, videos y fotos.]

    Como parte de su iniciativa, “La señorita Laura” también se ha esforzado por difundir un mensaje que ayude a desalentar a todo aquel que esté contemplando la posibilidad de iniciar el trayecto hacia “el norte”.

    “Ha habido una desinformación a través de organizaciones criminales. En Centroamérica han dicho ‘no vengan si pasan con los niños no pasa nada les van a dar la visa’. Mentira. Los están deportando, arriesgando la vida. Son los gobiernos centroamericanos ineptos. ¿Cómo puede ser que un país tan rico como México la gente se tenga que ir al otro lado porque acá no se le da oportunidad de vida?”, exclamó la peruana.

    Mientras tanto, la conductora se mostró furiosa al ser cuestionada sobre el reciente acto de agresión al que fue sujeto el cantante Lupillo Rivera mientras manifestaba a favor de los niños inmigrantes en Murrieta, California.

    “Haber vengan papitos los espero a que me vengan a escupir. A la primera que me escupan o me agredan de un puñetazo les parto la cara. […] Me enoja porque creo que eso es discriminación”.