"Olí un fuerte olor a carne podrida": crudos testimonios en juicio por brutal asesinato