Al infierno, por homicidio en rito satánico

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    HOUSTON – José Reyes, el adolescente acusado del homicidio de una adolescente de 15 años en un rito satánico, pasará el resto de su vida en la cárcel tras ser hallado culpable por el jurado que, por una semana, escuchó los pormenores del caso.

    A Reyes, quien hoy tiene 18 años, no se le pudo aplicar pena de muerte, ya que al momento de cometer el crimen éste contaba con 17 años.

    La ley en Texas prohíbe que una persona menor de 18 años sea castigada con la pena capital.

    De acuerdo con uno de los fiscales la menor fue sometida a tratos crueles antes de morir, ya que le sacaron los ojos, la golpearon con la tapa de un inodoro y con un cenicero.

    Igualmente, se reveló que la estrangularon con un cinturón y la apuñalaron con un destornillador en su cara.

    El cierre de la argumentación duró unas cinco horas.

    Los investigadores aseguraron que Reyes confesó haber cometido el crimen y de haber vendido el alma de la menor al diablo.

    Los hechos ocurrieron en un complejo de apartamentos en el área de Clear Lake, al sur de la ciudad.

    Cervantes estudiaba en la preparatoria Clear Path Alternative School, junto con otro menor de edad, quien se enfrentará a su juicio a partir de enero próximo.

    Según las investigaciones, la menor fue abusada sexualmente y luego apuñalada con un destornillador, con el que, además, se le marcó una cruz invertida en su abdomen.

    Según las investigaciones, la menor fue abusada sexualmente y luego apuñalada con un destornillador, con el que, además, se le marcó una cruz invertida en su abdomen.