“Querían morir”: Mujer acusada de matar a su familia

La madre habría declarado a la policía que sus sobrinas de 9 años y otros tres familiares deseaban morir.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Antecedentes de sospechosas de masacre familiar

    Salen a la luz detalles de los expedientes de la familia que fue masacrada por sus integrantes.

    (Publicado martes 26 de febrero de 2019)

    NUEVA YORK- La última vez que Destiny Harris vio a sus hermanitas gemelas de 9 años, se estaban preparando para celebrar sus próximos cumpleaños. Una semana más tarde, sus cadáveres ensangrentados fueron encontrados dentro de un apartamento de Bucks County, Pennsylvania.

    La tía de las pequeñas, Shana Decree, de 45 años, y la hija de esta, Dominique Decree, de 19, están acusados de los asesinatos de las niñas y de otros tres familiares.

    "Estaban muy felices", dijo Harris acerca de sus hermanas. "Ellas no se merecían esto".

    Madre e hija están detenidas sin fianza y enfrentan la posibilidad de cargos de asesinato en primer grado, dijo el fiscal de distrito del condado de Bucks, Matthew Weintraub. No hay más sospechosos de la matanza, añadió el funcionario.

    Weintraub declinó brindar detalles acerca del motivo de los cinco asesinatos, pero Shana Decree hizo una perturbadora declaración a la policía: "Querían morir", dijo la mujer acerca de su familia.

    Las autoridades descubrieron la espantosa escena la tarde del lunes en un pequeño apartamento en el primer piso del edificio ubicado en la cuadra 200 de West Bridge Street, en Morrisville.

    Víctimas de mortal colisión eran de origen hispano

    [TLMD - NY] Víctimas de mortal colisión eran de origen hispano

    Víctimas de mortal colisión eran de origen hispano

    (Publicado jueves 28 de febrero de 2019)

    Los cuerpos fueron descubiertos por el administrador del edificio después de que un representante de la Agencia de Servicios Sociales para Niños y Jóvenes intentara realizar una supervisión de bienestar.

    Los primeros oficiales en responder informaron que el apartamento estaba en "desorden" y que había cuerpos dispersos en un dormitorio. Los vidrios rotos y los muebles volcados cubrían el apartamento de tres habitaciones, detallaron.

    Algunas de las víctimas estaban sobre la cama, mientras que otras estaban sentadas en posición vertical, según la declaración jurada. La policía cree que los asesinatos ocurrieron en algún momento el sábado.

    Las víctimas fueron identificadas como los dos hijos de Shana Decree, Naa'Irah Smith, de 25 años y Damon Decree Jr., de 13 años, ambos de Morrisville.

    Además de la hermana de Shana Decree, Jamilla Campbell, de 42 años, de Trenton, Nueva Jersey y las hijas gemelas de 9 años de esta, Imani y Erika Allen. Las gemelas habrían cumplido 10 años esta semana.

    Smith vivió en el apartamento durante un mes y estaba comprometida, según su padre, Ronald Smith. El hombre dijo que a principios de febrero intentó visitar a su hija, pero ella solo habló con él a través de la puerta.

    Ronald Smith dijo que recibió mensajes de texto de su hija en los que ella decía que pronto pasaría por las "puertas nacaradas".

    "Mi hija era una muy buena persona", dijo el padre. "No sé cómo cayó en esto o lo que sucedió. Quiero respuestas".

    El hijo de 17 años de Campbell, Joshua, a quien inicialmente se creyó en peligro, fue encontrado a salvo con amigos en Nueva Jersey, dijo la policía.

    "Francamente, todavía estamos tratando de resolver esto", dijo el fiscal Weintraub. "Las personas que cometieron estos actos atroces están ahora bajo custodia y serán obligadas a pagar por sus crímenes".

    Madre e hija no tienen antecedentes penales y no se descubrió nada sospechoso durante la última supervisión de bienestar de la familia, que se realizó el 5 de febrero, según el condado.

    Pero Destiny Harris dijo que tenía un mal presentimiento incluso antes de escuchar las noticias devastadoras.

    Las acusadas "estaban pasando por algo religioso y decidieron arrastrar a las niñas", dijo.

    Pero el jefe de policía de Morrisville, George McClay, refutó un posible motivo basado en la fe.

    "Eso no se ha indicado de ninguna manera", afirmó.

    La vecina de la familia, Nicole Owens que se preocupó el viernes cuando nadie respondió a sus llamadas. El sábado, Owens alertó al personal de mantenimiento de los apartamentos bajo sospecha de que algo andaba mal.

    Dos días después, un representante del condado de Bucks intentó hacer una supervisión de bienestar. Cuando nadie contestó, un administrador del edificio le permitió entrar. Según los testigos, las acusadas parecían "desorientadas" en una de las habitaciones, según la declaración jurada.

    Ambas fueron llevadas a un hospital local antes de sus arrestos, dijo Weintraub. Dominique tenía lesiones visibles en el cuello, dijeron las autoridades.

    En el hospital, las mujeres afirmaron inicialmente que un hombre u hombres mataron a sus familiares, dijo la policía.

    Sin embargo, Shana dijo más tarde a los investigadores que toda la familia "quería morir". Ella afirmó que incluso las niñas eran suicidas.

    No está claro si las acusadas tienen un abogado que haga comentarios.