Política, la Casa Blanca y el Congreso

Política, la Casa Blanca y el Congreso

Retira su candidatura el elegido de Trump para ser zar antidrogas

Una investigación reveló que el congresista recibió dinero de farmacéuticas por su apoyo.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El congresista pidió no ser considerado para el puesto luego que una investigación reveló que recibió $100,000 de farmacéuticas. (Published martes 17 de octubre de 2017)

    El congresista republicano Tom Marino, nominado del presidente Donald Trump para ser el zar antidrogas, se retiró el martes de la consideración para el cargo luego de que se conocieran reportes de que tuvo un papel clave en la debilitación de la autoridad del gobierno para impedir que compañías distribuyan opioides.

    Trump anunció en Twitter el martes que Marino “me ha informado que va a retirar su nombre”. Trump elogió a Marino, diciendo que es “un buen hombre y un gran congresista”.

    El lunes, Trump había mencionado la posibilidad de retirar la nominación de Marino tras reportes en The Washington Post y el programa “60 Minutes” de la CBS.

    El líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, dijo que confirmar a Marino como zar de drogas de la nación sería como “poner al lobo a cargo del gallinero”.

    A quiénes afectan los cambios de Trump al Obamacare

    [TLMD - MIA] A quiénes afectan los cambios de Trump al Obamacare

    La ayuda se mantiene para familias de bajos ingresos y no hay cambios al Medicaid para aquellos de la tercera edad.

    (Publicado martes 17 de octubre de 2017)

    “El pueblo estadounidense merece a alguien dedicado completamente a combatir la crisis de opioides, no alguien que trabajó a favor de la industria de drogas”, dijo.

    El senador Joe Manchin, cuyo estado de Virginia Occidental ha estado entre los más duramente azotados por la epidemia de opioides, dijo que se sintió horrorizado al leer sobre la ley del 2016 y el papel que tuvo Marino en ella.

    El Post reportó el domingo que Marino y otros congresistas, además de los mayores distribuidores de medicamentos en el país, prevalecieron ante la Agencia Federal Antidrogas (DEA) y el Departamento de Justicia para que aceptasen una ley favorable a la industria que minó los esfuerzos para restringir el flujo de píldoras que han causado decenas de miles de muertes. El presidente Barack Obama firmó la ley en abril del 2016.

    La industria trabajó tras bambalinas con cabilderos y congresistas, incluyendo Marino, dedicando más de $1 millón a sus campañas electorales, dijo el periódico.