Inmigración

Inmigración

800 empleados fuera de fábrica de pan tras acción de ICE

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La compañía suiza Arytza AG, que es fabricante de pan de hamburguesas y que surte a algunas de las principales cadenas de comida rápida en todo el país,  se habría visto obligada a reemplazar a unos 800 empleados de una de sus panaderías después de un supuesto operativo de inmigración que afectó a dos de sus fábricas del área de Chicago.

    Gela Alavez dice que conoció a dos personas afectadas por estos recortes. “Yo solo escuché que vino inmigración pero que les pidieron los documentos. Porque yo conozco a dos personas que van a mi comunidad y ahí están. Ya trabajan para otra compañía. Pero nada más les pidieron documentos”.

    Se trató de una auditoría enfocada en trabajadores contratados a través de una agencia de empleo, asi confirmó Arytza AG sin dar mas detalles.

    Isabel Vera por su lado también explicó que “por problemas de la nueva ley sacaron gente, nada más, y contrataron a otra gente y los legales se quedaron y los ilegales no”.

    Vera es una madre soltera que afirma que escuchó de las nuevas oportunidades en la panadería Cloverhill, propiedad de Arytza AG y decidió llegar a sus instalaciones en el área de Beaumont Craging y solicitar empleo en persona en la fábrica".

    “Hay que echarle ganas y ver como trabajar. Si regresamos a nuestros países, en nuestros países no sacamos nada. Ver como se pueden legalizar. Son las leyes de cada país y debemos de respetarlas”, afirmó Vera.

    Este operativo del Departmento de Seguridad Nacional se suma a otros ya reportados desde que el presidente Donald Trump le diera prioridad a combatir la inmigración ilegal como parte de su política .

    Al ser contactos, la compañía Arytza AG confirmó que recibieron una auditoría de parte de ICE enfocándose en las contrataciones hechas por una agencia de empleo cuyo nombre no mencionaron pero que no están en busca de nuevo personal en estos momentos.

    El Chicago Tribune informó que la empresa dijo que está luchando por administrar la fábrica luego de que alrededor del 35 por ciento de los trabajadores de Cloverhill Bakery tuvieron que ser reemplazados.

    "Está avanzando muy, muy lentamente porque es como tener una fábrica completamente nueva y una nueva fuerza de trabajo", dijo el presidente ejecutivo Kevin Toland en una llamada con analistas.

    "Eso presenta muchos desafíos, como te puedes imaginar", citó el Tribune a la par de que la empresa reportó que los problemas de Cloverhill provocaron un descenso del 7 por ciento en las ventas de Aryzta desde Norteamérica en el trimestre que acabó en octubre y ello podría afectar los precios al consumidor.