Aseguradoras médicas estarían espiando a sus clientes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Aseguradoras médicas estarían espiando a sus clientes

    Obtendrían información para determinar si aumentan el costo de un seguro médico. (Publicado viernes 3 de agosto de 2018)

    Muchas compañías de seguros médicos están utilizando la información personal de sus clientes para determinar cuánto costará la póliza mensualmente.

    Esa información, muchas veces obtenida de las redes sociales, incluye la licencia de conducir, el informe de crédito, educación, estatus social y hasta la vida amorosa. Y es que analistas de seguros recolectan y analizan estos datos para determinar cómo estas actividades afectan la salud de millones de personas, lo que podría provocar un aumento en el costo.

    Así lo explica la exagente de seguros, Erin Kaufman: “Los datos incluían a personas que tejían, que recibían ciertos correos y hasta quiénes eran carnívoros o vegetarianos”.

    Y aunque ningún cliente dio su permiso para que se obtuviera su información, según Kaufman, las aseguradoras ya la tenían, y por eso decidió renunciar.

    La industria de seguros médicos, por su parte, dice que los datos personales no se utilizan para establecer las primas, sino “para crear nuevos programas que ayuden a las comunidades a ser más saludables”, y así “bajar el costo de las primas para los consumidores”.

    Sin embargo, la organización ProPublica hizo una investigación profunda sobre la información que se reúne de las personas.

    “La información es utilizada por las aseguradoras para determinar cuánto les costamos. Usan la información no médica para hacer predicciones sobre nuestra salud. Por ejemplo, si las mujeres solteras compran talla grande, ellos presumen que son más propensas a la depresión”, dijo Marshall Allen, investigador de ProPublica.

    En muchas ocasiones las personas comparten más de lo que deberían en la red cibernética. El simple hecho de poner “sí”, o aceptar en los convenios de aplicaciones de celular, expone a las personas a compartir información no deseada, por lo que los expertos siempre recomiendan leer, especialmente las letras más pequeñas, y no tener miedo a decir “no”.

    Heather Stockdale Walden / Florida Museum of Natural History - Shutterstock

    Las compañías recopilan esta información de manera legal, por lo que se exhorta a las personas a tener mucho cuidado con lo que se comparte en las redes sociales.