Separados por la frontera, se abrazan por tres minutos