Ejecutan en Texas a hombre que mató a sus dos hijas

El crimen ocurrió en el 2001 y esta es la tercera ejecución del 2018 en Texas.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Ejecutan al hombre que mató a sus dos hijas en Dallas

    El crimen ocurrió en el 2001 y esta es la tercera ejecución del 2018 en Texas. (Publicado jueves 1 de febrero de 2018)

    TEXAS - Autoridades han confirmado que John David Battaglia de 62 años fue ejecutado la noche del jueves (9:40 p. m.) en Huntsville tras asesinar a sus dos hijas menores en el año 2001.

    Mientras estaba listo para ser ejecutado y mientras observaba a familiares de las víctimas se le preguntó si quería hacer un último comentario a lo que él contestó: "Hola Mary (refiriéndose a su exesposa). Los veo después. Continúen por favor".

    Sus últimas palabras fueron hacia el hecho de que continuaran con el proceso de ejecución, el cual tardó 22 minutos hasta que fue pronunciado sin vida.

    Horas antes, sus abogados presentaron una demanda en la Corte del Quinto Circuito contra oficiales de la prisión de Texas por utilizar una sustancia desactualizada de “pentobarbital” en dos de sus más recientes ejecuciones.

    En la demanda los abogados explicaron que Battaglia sufriría, inconstitucionalmente, de dolor si dicha inyección letal se utilizaba. Sin embargo, esta petición fue negada.

    La misma noche del jueves, la Corte Suprema de los Estados Unidos negó las dos peticiones que estaban pendientes para detener la ejecución de Battaglia. Las mismas fueron presentadas ante el juez Samuel Alito.

    Los representantes del hombre previamente argumentaron que él no estaba legalmente competente para ser ejecutado por homicidio capital.

    Battaglia asesinó a tiros a sus hijas Mary Faith y Liberty, de 9 y 6 años de edad, durante una visita que él y su esposa habían acordado. La pareja sin embargo ya se había divorciado.

    El crimen ocurrió en Dallas en el año 2001, y esa misma noche se fue a tatuar dos rosas en el brazo en honor de sus hijitas.

    Mientras eso sucedía, la policía había sido alertada por la madre de las menores que fue testigo del crimen a través de la línea telefónica y ahí mismo lo arrestaron mientras lo tatuaban.

    Un año después fue hallado culpable y sentenciado a la pena máxima. Pero sus abogados apelaron dos veces la ejecución por lo cual la misma se retrasó.

    Battaglia ahora es parte de la tercera ejecución que se realiza en el estado de Texas en lo que va del año 2018.