TIROTEO MASIVO EN TEXAS

Fuerza Aérea “mayormente culpable” por matanza en iglesia de Sutherland Springs

Un juez federal dictaminó que el atacante pudo comprar el arma de fuego que usó en la masacre debido a que la Fuerza Aérea no incluyó sus antecedentes de violencia doméstica en una base de datos.

Dan_luz_verde_a_demandas_por_masacre_en_Sutherland_Springs.jpg

SAN ANTONIO, Texas - Un juez federal dictaminó que la Fuerza Aérea de Estados Unidos es mayormente responsable de que un exmilitar matara a más de dos docenas de personas en una iglesia de Texas en 2017 porque no envió su historial criminal a una base de datos, que le debería haber impedido comprar armas de fuego.

El juez federal de distrito Xavier Rodríguez, en San Antonio, escribió en un fallo firmado el miércoles que la Fuerza Aérea era "60% responsable" de la masacre en la Primera Iglesia Bautista en la pequeña ciudad de Sutherland Springs, donde Devin Kelley abrió fuego durante un servicio dominical. Las autoridades calculan la cifra oficial de muertos en 26 porque una de las 25 personas muertas estaba embarazada.

El ataque sigue siendo el peor tiroteo masivo en la historia de Texas.

“El juicio estableció de manera concluyente que ningún otro individuo, ni siquiera los propios padres o parejas de Kelley, sabía tanto como Estados Unidos sobre la violencia que Devin Kelley había amenazado con cometer y era capaz de cometer”, escribió Rodríguez.

Kelley había servido casi cinco años en la Fuerza Aérea antes de ser dado de baja en 2014 por mala conducta, luego de que lo declararan culpable de agredir a una exesposa e hijastro y romperle el cráneo al niño. La Fuerza Aérea ha reconocido públicamente que la condena por delito grave por violencia doméstica, si se hubiera incluido en la base de datos del FBI, podría haber impedido que Kelley comprara armas a comerciantes de armas de fuego con licencia y también poseyera chalecos antibalas.

Rodríguez dijo que si el gobierno hubiera hecho su trabajo y hubiera ingresado los antecedentes de Kelley en la base de datos, "lo más probable es que Kelley se hubiera disuadido de llevar a cabo el tiroteo en la iglesia".

Una portavoz de la Fuerza Aérea no respondió de inmediato a una solicitud en busca de comentarios.

Las autoridades dijeron que Kelley disparó al menos 450 rondas a fieles indefensos que intentaron refugiarse en los bancos. Al salir de la pequeña iglesia con estructura de madera, Kelley se enfrentó a un residente armado que había tomado su propio rifle e intercambiado disparos con él. Kelley huyó cuando dos residentes de Sutherland Springs lo persiguieron y murió de una aparente herida de bala autoinfligida después de perder el control de su vehículo y estrellarse.

El mes pasado, la Corte Suprema de Texas dictaminó que los sobrevivientes y familiares no pueden demandar a una cadena de artículos deportivos donde Kelley compró un rifle semiautomático AR-556 usado para disparar. Academy Sports and Outdoors había apelado después de que dos tribunales inferiores se negaran a desestimar las demandas.

La demanda contra el gobierno federal fue presentada por familiares de las víctimas. Rodríguez ordenó un juicio posterior para evaluar los daños debidos a las familias.

Contáctanos